Seleccionar página

Cerrajero profesional

Alguna que otra vez nos ha sucedido que de manera urgente necesitamos la copia de una de las llaves de nuestra casa, oficina, un candado importante o como no, un dije que queremos compartir con algún amigo, o que bien, queremos dar de regalo y el detalle del mismo es una cerradura por la que solo ustedes dos pueden ingresar.

Pero, ¡No hay una segunda llave! y si queremos sacar la copia de dicha llave pues lo más idóneo para todos es acudir a una tienda de cerrajería, pero si nos urge, es algo costoso o simplemente queremos realizarlo nosotros mismos pues acá te tengo una solución super fácil y que además podrás decorar tú mismo.

Antes que nada, es bueno aclarar que este truco además de ser muy sencillo y puede hacerse con materiales de muy pero muy fácil acceso para cualquiera, por ello tienes que tener mucho cuidado en cómo se usa este truco.

Manos a la obra

Bueno, los materiales a utilizar son muy sencillos y los podremos conseguir muy fácilmente en casa:

  • Encendedor o cerillas (fósforos).
  • Cinta plástica (importante que sea transparente, evitar la de embalaje).
  • La llave a copiar.
  • Una lata de atún o de un envase de aluminio, mientras más rígido será mejor, las de refresco no servirán pues son muy delgadas.
  • Un par de tijeras, importante, si son de esas que son metálicas será mucho mejor pues nos permitirá cortar el material mucho más fácil. ¡Cuidado!

Procedimiento

  1. Procedemos con mucho cuidado a tomar la llave por la zona que giramos al estar en la hendidura de la cerradura, ahora con el encendedor o con los fósforos, calentamos la sección de la llave que entra en la cerradura, esto será así hasta que veamos que se le coloca una película negra a la porción de la llave que estamos calentando.

Debido a que nos podemos quemar ya que expondremos la llave a fuego, podemos sostener la llave con un pañuelo de cocina o algún ítem similar, ¡Vamos!, que no es para tanto.

  1. Ahora, ya presente esta película ennegrecida en la llave, cortamos un trozo de cinta más o menos del tamaño de la sección que se ha ennegrecido en la llave y lo pegamos de manera uniforme y sin que quedasen arrugas o burbujas luego de colocar el adhesivo.

Esto con la finalidad de que esta película negra se transfiera a la parte con pegatina de la cinta y así atrapar la forma que queremos copiar de la llave.

  1. Con todo lo anterior bien hecho, procedemos a retirar el adhesivo de la llave, como podremos observar se ha transferido la forma de la llave a la cinta. Tomando la lata, o en su defecto, el trozo de aluminio del cual recortaremos la forma de la llave, pegamos nuevamente con mucho cuidado y sin dejar arrugas ni burbujas en el área en que adheriremos la cinta plástica.
  2. Por último, haciendo uso de las tijeras, mucha paciencia y buen pulso procedemos a recortar, tomando en cuenta cada detalle de la forma de la llave.

Consideremos que también deberemos dejar una sección por encima de la figura en el adhesivo, esto ya que así es como tomaremos nuestra llave copia al introducirla en la cerradura, ¡Vamos!, la parte circular por la que giramos nuestras llaves normalmente.

¡Y listo!, tenemos ya la copia de la preciada llave, por supuesto que la prueba de fuego será introducir la misma en la cerradura y probarla.

Un consejo si no te fía la copia ya que te parece que podría doblarse, puedes realizar nuevamente el procedimiento anterior y pegar con cola loca las dos copias y así lograr una estructura más fuerte.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
Pulse aqui para llamar